¿COMUNICANDO CON EL MÁS ALLÁ?

Entrevista con Raúl López Ramírez, investigador en transcomunicación

© Juanca Romero Hasmen

La búsqueda de evidencias que permitan dar soporte a la creencia en la vida después de la muerte ha generado, a lo largo de los siglos, abundante y sugerente material sumamente interesante. El trabajo con mediums, las revelaciones de los místicos, las vivencias de millones de personas que han regresado de lo que se interpretaba como la frontera de la vida, las visiones de moribundos en el lecho de su muerte, la investigación de presuntos reencarnados…todo ello ha proporcionado elementos al más profundo y trascendental de los debates. ¿Si existe otro mundo, puede ser detectado a través de recursos tecnológicos? ¿Podemos tender puentes entre nuestro lado y ese que hemos dado en llamar «más allá»? Raúl López, investigador en el campo de la Transcomunicación Instrumental (TCI) ,cuenta con un nutrido archivo de registros teóricamente imposibles, y con él hemos querido charlar esta semana para aclarar algunas dudas sobre todo esto de las psicofonías y las psicoimágenes.

Página dominical ANGULO 13 en DIARIO DE AVISOS (10-mayo-2015)

Página dominical ANGULO 13 en DIARIO DE AVISOS (10-mayo-2015)

Psicofonías, psicoimágenes… ¿contacto directo con los que han fallecido o esta afirmación es toda una osadía? Esa es la pregunta del millón. No es una osadía. De hecho es una de las teorías más aceptada entre los investigadores en Transcomunicación.  Suelen haber dos corrientes enfrentadas, los que creen que realmente nos comunicamos con seres fallecidos y los que pensamos que posiblemente sea un contacto con nuestra propia mente. Es decir, generamos unas estructuras mentales que son capaces de trascender de nuestra psique y crear una nueva realidad. Sería como si nuestra mente fuera capaz de modificar las ondas para generar una voz comprensible y registrable en una grabadora. También hay investigadores que dicen que lo que hacemos es acceder a un campo de información que se encuentra situado en una especia de «éter» y que somos capaces de canalizar esa información hacia un medio electrónico como una grabadora.  Todas las teorías son válidas. Al final es la propia experiencia del experimentador lo que hace que te decantes por alguna de las teorías.

La transcomunicación con todo lo que ello implica, ¿continúa evolucionando hoy en día? – Sí, se adapta a los nuevos medios electrónicos. En el siglo pasado, se conseguían registrar psicofonías en fonógrafos, luego en grabadoras de cinta, en grabadoras digitales, ordenadores y actualmente se consiguen registros en tablets e incluso con Apps específicas. Lo mismo sucede con las psicoimágenes que se han obtenido desde en monitores en blanco y negro hasta en televisores actuales de Led como los experimentos recientes del Grupo de TCI de Seattle o incluso aplicando tecnología más avanzada como los experimentos usando vapor y láser proyectados sobre unas láminas que usa el Instituto Francés de investigación espiritista IFRES. Aún así, la calidad de los resultados depende de cada investigador y muchas veces con independencia de los equipos usados.

Hemos escuchado mil veces hablar del posible punto de partida en la investigación psicofónica, pero lo cierto es que hay disparidad de criterios. ¿Podrías darnos algo de luz en este sentido? – El punto de partida donde se dio a conocer el mundo psicofónico data del 12 de Junio de 1959, donde el pintor, cantante y documentalista ucraniano Friedrich Jürgenson se fue al campo a grabar los cánticos de algunos pájaros para un documental que estaba preparando. Cuál fue su sorpresa que al llegar a casa y escuchar la grabación, escuchó la voz de un hombre que le hablaba, en noruego, sobre los pájaros y además escuchó sonidos de trompetas. También hay quien dice que escuchó a su madre decirle «mi pequeño Friedrich». Todo aquello le impactó tanto que se dedicó a estudiar el fenómeno. Ya en 1967  el Dr. Konstantin Raudive, psicólogo letón, y uno de los más prolíferos investigadores en el campo psicofónico,  popularizó el fenómeno con su famoso libro «Lo inaudible se hace audible»

¿Cuáles son los registros sonoros más antiguos que pueden considerarse transcomunicación? Parece ser que la primera grabación psicofónica la registró en Siberia el antropólogo Wadelmar Bogras en 1901, mientras grababa unos cantos chamánicos. No podemos considerar que hubo transcomunicación, porque para mí ese concepto engloba intercambio de información, acto comunicativo y no una voz casual que es registrada. Posiblemente la primera transcomunicación fue la que obtuvieron los sacerdotes Pelegrino Ernettir y Agostino Gemelli, en el laboratorio de física de la Universidad del Sagrado Corazón de Milán el 17 de septiembre de 1952. Estaban grabando unos cantos gregorianos con un aparato que utilizaba un alambre a modo de cinta magnética, y que se les rompía cada dos por tres. Ante la desesperación, el padre Ernetti exclamó invocando a su padre fallecido «Oh padre, ayúdame. Cuando reiniciaron las grabaciones se escuchó una voz que le contestaba «¡Por supuesto, te ayudaré! Estoy siempre contigo».

Raúl López, investigador en el campo de las TCI

Raúl López, investigador en el campo de las TCI

¿Si existe otro mundo, puede ser detectado a través de sensores o dispositivos electrónicos? – A través de las psicoimágenes se han conseguido grabar aparentes imágenes de ese otro lugar como las que se consiguieron por el famoso grupo de experimentación de Luxemburgo en la década de los 90. Utilizaban el conocido método de la retroalimentación. Conectaban la cámara a la entrada del televisor y grababan la pantalla generándose un efecto espejo en bucle. Luego revisaban la grabación y les aparecían, caras de supuestos fallecidos y paisajes. Por desgracia algún pequeño fraude en el que se vio envuelto el grupo, desprestigió parte del interesante trabajo que realizaron.

Si existe, lo poco que sabemos de ese «otro mundo», es gracias a las explicaciones que han dado esas supuestas «entidades» a grandes contactados como Marcello Bacci, Hans Otto König o Anabela Cardoso, los cuales poseen un archivo de grabaciones sorprendentes de comunicación bilateral.

Ser escéptico se convierte en condición sine quanum para convertirse en un buen transcomunicador? – No es necesario. Simplemente debemos acercarnos al fenómeno con  la mente abierta. En mi caso parto del escepticismo, como apasionado de la ciencia. Me metí en este campo de investigación precisamente para encontrar el fraude si lo hubiese o dar una explicación lógica al fenómeno.  Muchos de los grandes investigadores que han conseguido resultados sorprendentes, partieron del escepticismo y siendo personas con un alto nivel cultural y formación técnica o científica, como el recientemente fallecido el físico Ernst Senkowski. O en España el químico Sinesio Darnell. La ventaja del escéptico radica en no dar por bueno cualquier resultado, estar atento a posibles fraudes y a aplicar un método de investigación más cientifista.

Internet, ¿Amigo o enemigo del investigador en transcomunicación? – Es amigo en tanto en cuanto te permite documentarte con una facilidad y rapidez increíble, que a su vez te exige mayor control para separar el grano de la paja. También te permite contactar con otros investigadores e intercambiar información y experimentación. En mi caso internet ha sido vital. Pero también te digo que la cantidad de manipulación, fraude, errores de interpretación e informaciones equivocadas, es inmenso.

¿Podrías hablarnos de esa “gran incursión sonora” que has obtenido tú y sobre la que no te cabe duda de su relación directa con otra realidad? ¿Podrías destacarnos una y cómo la obtuviste? – Sí, la recuerdo perfectamente. Una mañana del 18 de Noviembre de 2103. En mis experimentos utilizo un escaneador de frecuencias de radio conectado a un altavoz. De manera que puedo escuchar en directo si hay una inclusión anómala de una voz y por tanto puedo grabarla. Esa mañana cogí un libro en mis manos de una de las mejores transcomunicadoras actuales, Anabela Cardoso. El libro se titula «Electronic Voice». Pues bien, decidí preguntar a las «voces» que me dijeran la palabra que estaba señalando con el dedo «Electronic» y al cabo de unos pocos segundos, una voz robótica, calar y potente dice «Electronic».  Me quedé tan impresionado que no pude continuar con la sesión de experimentación. Dicha sesión la tengo grabada en vídeo y se puede ver en mi blog www.vocesparanormales.blogspot.com

Habrá personas interesadas en iniciarse en el estudio de estas anomalías. ¿Qué recomendación puedes darle desde tu propia experiencia? – Que lean y estudien mucho. No podemos embarcarnos en esta aventura como si fuera un juego. No sabemos a qué nos exponemos. Con ello no estoy diciendo que «la causa paranormal» sea peligrosa. El peligro está en nosotros mismos. Por eso para adentrarnos en estos mundos, tenemos que tener la serenidad suficiente, el criterio y juicio de valor adecuado. Acercarnos con respeto, pero también con entusiasmo. Es importante tener la suficiente habilidad para saber de quién podemos aprender y quien está viviendo en los «mundos de Yupi». A los interesados en el mundo psicofónico, en mi blog he intentado recopilar tanto webs, libros, como podcast de radio y vídeos de lo más serio que podemos encontrar por la red. Y por supuesto encantado que contacten conmigo y ayudar en lo que buenamente pueda.

Muchas gracias Raúl por haber atendido a los lectores de ANGULO 13 en DIARIO DE AVISOS.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies