Cristóbal Colón, misterios y otros rumbos

Cristóbal Colón, misterios y otros rumbos

© Juanca Romero H.

La carrera literaria de Marisa Azuara está avalada por obras como JusticiaEl Signo de Salomón, MatatorosChristoval Colón. Más grande que la leyenda. A la búsqueda de nuevos registros en el ejercicio de la literatura histórica, Marisa Azuara se inició en el Ensayo con una personalidad universal: Cristóbal Colón, siendo considerada como una de las mayores expertas en la figura de este enigmático personaje. Recupero de mi particular archivo, una distendida charla para hablar de misterios, libros y por supuesto, Cristóbal Colón.
La primera pregunta es casi obligada, ¿Encontraste de pequeña un motivo para disfrutar de la historia y sus misterios, o esto te vino ya de mayor?
-Recuerdo que cuando aún era muy pequeña, mi abuelo me contaba las “batallitas” de la familia mientras yo lo escuchaba embobada. Así como fui creciendo, mi intelecto se amplió, y el círculo de lo que quería conocer también.
¿Arrastras de pequeña algún miedo confesable?
-Todos mis miedos son confesables… por ahora.
En esta breve charla me gustaría mucho hablar de tus libros pero antes si me permites, quisiera conocer tu opinión sobre algunos asuntos relacionados con los grandes enigmas y misterios. Según tú, y sé que hay mucho de Fe en esto, ¿hay algo después de la muerte?
-No creo en la muerte como final. Pienso que lo que llamamos muerte no es más que una forma diferente de vida. Nada de sobrenatural o misterioso hay en ello. Ya sabes: “La materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”. Ahora, de ahí a creer en fantasmas va un trecho. Mejor apostaría por un ciclo eterno de descomposición y recomposición.
¿Cabe la duda para afirmar que el Hombre haya llegado realmente a Luna?
–Sí.
OVNI: ¿platillos volantes venidos de otros mundos o con el sello de Made in Tierra?
-No sé nada de OVNIS.
¿Cuál es el gran misterio del Mundo?
-La condición humana.
¿Y la gran mentira Universal?
 -La religión.
¿El periodismo del misterio que se hace en nuestro país tiene calidad?
 -De todo hay en la viña del Señor. Pero más que generalizar pienso que hay buenos periodistas del misterio y otros que son deleznables. Supongo que como en el resto de los campos periodísticos.
¿Porqué en la televisión que se hace en nuestro país hay tanto farsante leedor de pepinos y bolas de cristal? ¿Acaso interesa a los medios en general dar esa imagen de las investigaciones parapsicológicas y del misterio en general?
-Los medios se deben a la clientela que los hace sobrevivir. Si se mantiene tanta paparruchada es porque al que paga le gusta. Tal vez debería dejar de atacarse tanto a los medios y hacer un poco de autocrítica. De todos modos, a nadie le obligan a tragárselo. La basura siempre se puede sustituir por un buen libro, un buen concierto, una conversación interesante o hacer la propia colada.
Te propongo una palabra y tú me respondes lo primero que te venga a la cabeza. ¿Te animas?
María Magdalena: La bestia parda del Catolicismo venida de Alejandría. Salman Rushdie: El triunfo del sectarismo. OVNI: Una farsa conveniente. Cristóbal Colón: El último Héroe. Aragón: Mi esencia. Agua: Vida. EE.UU.: Imperio. Esperanza: Un asidero al que agarrarse cuando la realidad se hace insoportable.
Vamos a conocer un poco más a Marisa Azuara como persona antes de pasar a conocerte como escritora. ¿El mejor desayuno es el que se acompaña con lectura o sin ella?
No concibo la vida sin letras.
¿Es la siesta un hábito en vías de extinción para ti o lo conservas fielmente?
-Soy de las que necesito dormir siete u ocho horas seguidas. Las siestas cortas me ponen de mal humor, así que no la practico.
¿Hay libros en tu biblioteca personal que jamás has leído?
-Por desgracia, muchos. Manda el tiempo y siempre hay obras interesantes que deben esperar.
En la balanza de los sueños, ¿Hay más por cumplir que los que ya has realizado?
-Hace tiempo que no sueño, pero ahora que me lo recuerdas…
¿Te ríes con. . .?
-Mis sobrinos. Sobre todo, me río con mis sobrinos.
¿Entre el amor y el odio hay solo un paso?
-El odio roba demasiado tiempo y energías, y tengo la suerte de poder controlar con facilidad mis sentimientos
¿Tener enemigos es fácil o lo difícil es no tenerlos?
-Habría que preguntárselo a los enemigos.
¿En tu nevera nunca falta. . .?
-Una botella de vino blanco muy frío.
¿Has hablado alguna vez con la Luna?
-Hace mucho que me cansé de que no me contestara.
¿La magia de la radio o el realismo de la televisión?
-El silencio que acaricia mientras piensas.
¿Dejarías de escribir un día por. . .?
-. . . que me he muerto.
Hablemos de tu faceta como escritora. “Christoval Colón. Más grande que la leyenda”, un ensayo de éxito. ¿Te ha dado muchos quebraderos de cabeza la preparación de este ensayo?
-Más de los que nadie se pueda imaginar.
¿Cristóbal Colón sigue siendo aún hoy en día uno de los personajes más enigmáticos de la Historia?
-Espero que no.
¿Qué es lo que más te ha sorprendido de este navegante en tus investigaciones?
-Su bondad, su inteligencia y su tesón para superar una y otra vez sus desgracias. Me acerqué a Colón creyendo que debería enfrentarme con un personaje ambicioso, cruel y ruin, y me encontré con un hombre culto, refinado y noble, digno hijo del Humanismo y un modelo de muchas de las virtudes que yo admiro en un ser humano. Su gran problema fue que el insaciable Fernando el Católico lo considerara su enemigo. Ni siquiera la protección de la reina Isabel lo salvó de una destrucción previsible
En tu libro afirmas con rotundidad que Cristóbal Colón no era genovés sino de la isla de Cerdeña. ¿Una localización más de las decenas que hay o ésta está probada al 100%?
Perdona que puntualice. Christoval Colón era genovés. Sobre ello no existe la menor duda. Otra cosa es que no naciera en la Serenísima República de Génova sino como el mismo dice en Genua, es decir, en Territorio Genuensium. El Giudicato de Arborea, en la Isla de Cerdeña, era legalmente genovés en 1436, año en que nació Colón. Dicho estado de la isla no había sido anexionado aún a la Corona de Aragón (no lo fue hasta las cortes de Monzón en 1478, después de la batalla de Macomer). Por tanto, un descendiente de genoveses que naciera en dicho territorio era genovés, y es lo que Colón se limita a decir en el Mayorazgo: “… porque siendo yo nacido en Genua. En aquella época convivían en la isla tres nacionalidades: la autóctona sarda, la genovesa y la catalana. Hoy en día, a los descendientes de los invasores que se establecieron en la isla los definiríamos como sardo-genoveses o sardo-catalanes; pero en aquella época la expresión que se usaba era “de nación genovesa” o “de nación catalana”. El hecho de que Colón fuese sardo-ginovés explica, además, que Colón hablara un castellano impregnado de modismos catalanes, tal como entonces se hablaba en la isla, o que en 1492 cuando se firmaron las capitulaciones de Santa Fe los reyes le reconociesen armas y lo catalogasen de súbdito suyo. Lo era desde 1478. En cuanto a que quede probado quién es Colón, sólo lo consideraré probado cuando lo reconozca la Real Academia de la Historia y lo certifiquen las pruebas de ADN
¿Aragón es el gran relegado en el descubrimiento de América?
-Aragón y Castilla. Ambos quedaron relegados en beneficio de un nuevo estado que se llamó España; Aragón un poco más. A mi parecer, Fernando el Católico, Carlos I y Felipe II, con su concepción imperial del estado, fueron los grandes responsables de la injusticia histórica cometida con las Coronas de Castilla y de Aragón, aunque sus sucesores jamás enmendaron el error. Las unificaciones de España e Italia que se concretaron mediante el tratado de Utrech, terminaron de poner el bozal a un pasado que nunca ha resultado cómodo de explicar en dos países con las graves tensiones nacionalistas que siempre han sacudido a las Penínsulas de Hispania e Italia. Es posible que afrontar de una vez quién era Colón y qué le ocurrió siga levantando ampollas en el Mediterráneo, pero hay que comprender que América quiera saber qué sucedió con uno de los procesos históricos más complejos y manipulados de la Humanidad y del que los americanos fueron las grandes víctimas. Los europeos tenemos la obligación moral de ayudarles tanto como podamos en esta búsqueda, que también es la nuestra. Todos recuperaremos un trozo de nuestra alma si averiguamos quién fue Colón. Yo lo he intentado. Al menos servirá para que otros, aunque sea demostrando que me equivoco, avancen en esta búsqueda. Pero aún queda mucho por descubrir.
¿Cuéntanos en qué consiste el eje entre Aragón, Cristóbal Colón y su propia madre, una cuestión interesantísima que supone el núcleo de la obra?
-A la condición aragonesa de la madre de Don Christoval se debe que los valedores de Colón fuesen Sanxis, Cabrero y Diego de Deza, a la sazón servidores de la Corona de Aragón. También que otro funcionario aragonés, Luis de Santángel, financiara el primer viaje del descubridor, o que las capitulaciones de Santa Fe fuesen redactadas y firmadas por funcionarios de la Corona de Aragón sin que interviniera la chancillería castellana. Ello, con ser muy importante, no resta protagonismo a la condición italiana de Colón y al papel que en el Descubrimiento jugó el Papa Pío II, que era tío de Colón, y los humanistas que lo rodeaban, entre ellos Toscanelli, Martins, Besarión, Nicolás de Cusa, el cardenal Torquemada, el cardenal Margarit o Rodrigo Borgia.
Saliéndonos un poco del eje central de este ensayo ¿Fue verdaderamente Cristóbal Colón el primer descubridor de América?
-Creo que no fue el primero que llegó a América ni tampoco quien la descubrió. Pero sí que fue quien primero la dio a conocer al pueblo europeo e hizo posible que se mantuvieran relaciones constantes entre las dos orillas de la Mar Tenebrosa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies