El Ayuntamiento de Torredembarra (Tarragona), paga 1.700 euros para contratar un servicio de brujería

MUNDO FREAK

El Ayuntamiento de Torredembarra (Tarragona), paga 1.700 euros para contratar un servicio de brujería

Fuente: teinteresa.es

El ex alcalde de la localidad tarraconense de Torredembarra, Daniel Masagué (CIU) gastó 1.700 euros en contratar los servicios de un brujo para realizar un estudio de las corrientes telúricas de agua que pasan por debajo de la casa consistorial.  Masagué se encuentra en prisión desde el pasado 27 de junio, imputado, junto con otros seis miembros del equipo de gobierno,  por varios delitos contra la Administración pública por una larga lista de irregularidades en el Ayuntamiento, entre ellas, concesiones de obras y contratos o pagos a una consultora externa.

El actual regidor, Enric Grangel (PSC) ha confirmado a teinteresa.es que, tras tomar posesión,  se encontró por casualidad con esta factura en el Consistorio. “Que yo recuerde, mientras estaba en la oposición, hubo otros dos más. No sé si serían magos, brujos o estafadores. Sabíamos que habían venido al ayuntamiento personas un tanto extrañas que hacían cosas muy raras”.

El socialista afirma que, tras la visita de esta persona, de nombre hebreo, se hizo cambiar algunas mesas del despacho de determinados funcionarios,  “porque se ve que, según este hombre, estarían afectadas por las malas vibraciones”. Ha explicado, además, que durante un tiempo se dieron tres bajas por enfermedad, “pero de eso a contratar a una persona para que realice un estudio de aguas, hay un paso”, afirma. La oposición solicitó en su momento información por este asunto en un pleno municipal, aunque el alcalde eludió la respuesta-

Ingresos hinchados

El socialista Enric Grangel, que accedió al cargo tras el pacto alcanzado entre los grupos para garantizar la gobernabilidad del municipio ha explicado que, de seguir el ritmo de gastos del anterior regidor,  el Consistorio acabaría el año con un déficit  de 2’5 millones de euros. Grangel afirma que los ingresos “están hinchados de manera irresponsable”, y ha citado, como ejemplo, que en la partida de multas de tráfico se fijaba un ingreso de medio millón de euros, cuando lo habitual en la localidad son 90.000 euros o se incluian impuestos funerarios cifrados en 75.000 euros cuando el techo se sitúa en 22.000 euros. El alcalde ha afirmado además que el ayuntamiento debe 250.000 euros en facturas pendientes a la anterior compañía eléctrica. 

Entre otras irregularidades,  ha explicado que los presupuestos de 2014 no fueron elaborados por personal técnico del ayuntamiento, sino que se encargaron a una consultora externa, EFIAL, investigada por el juzgado número 1 de El Vendrell dentro del cúmulo de presuntas ilegalidades cometidas bajo el mandato de Masagué.

La “ingeniería económica” diseñada por el anterior regidor consistía en guardar las últimas facturas del año, cuyo importe podía ascender al millón de euros, para evitar que el consistorio cerrase en números rojos. Las facturas escondidas se aprobaban después con los nuevos presupuestos. Según Grangel, en los últimos tres años, el Ayuntamiento pagó los gastos de funcionamiento ordinario con dinero destinado a subvenciones e inversiones.

El ayuntamiento tendrá que devolver un crédito de 2’5 millones de euros

El alcalde ha explicado además que el ayuntamiento no puede hacer frente, a día de hoy, a la devolución, el próximo año, de los 2’5 millones de euros de un  crédito del ICO, con 0’5% de interés, que se habían destinado a la construcción de una comisaría de policía local y a la restauración de un antiguo matadero, cuyas obras nunca se realizaron. La comisaría se ubicó finalmente en un local de alquiler, cuya renta, de 12.000 euros mensuales más impuestos, lleva sin pagarde desde febrero de 2012.

El próximo año expira además la subvención de 900.000 euros que el ayuntamiento recibe de la Generalitat por el Teatre Auditori y el Gobierno catalán ha advertido de que la ayuda no será renovada si el teatro no se pone en funcionamiento. La obra del edificio no se ha acabado.

Grangel ha asegurado en su intervención que hace años había denunciado que “Masagué se había creado un Ayuntamiento paralelo para burlar los mecanismos públicos y el tiempo me ha dado la razón”. El alcalde ha relatado que, “de seguir así, este año no se hubiera podido pagar la calefacción de los colegios porque no hay dinero”.

PUBLICIDAD

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies