EL INCANSABLE RASTREADOR DE MISTERIOS

Entrevista con el periodista y escritor Javier Pérez Campos, reportero del programa Cuarto Milenio

EL INCANSABLE RASTREADOR DE MISTERIOS

© Juanca Romero Hasmen

Página dominical ANGULO 13 en DIARIO DE AVISOS (28-junio-2015)

Página dominical ANGULO 13 en DIARIO DE AVISOS (28-junio-2015)

Una de las grandes satisfacciones del periodismo, es poder acceder y conocer a personas verdaderamente interesantes, gente que de una manera u otra llenan nuestra mochila de sabiduría y experiencias con tan solo compartir con ellos parte de tu tiempo. Javier Pérez Campos es una de esas personas, lleno de vitalidad y entusiasta buscador de respuestas. Conocido por sus intensos reportajes en el programa de televisión Cuarto Milenio, Pérez Campos se muestra sobre todo como un aprendiz de todo y sabio de nada, lo que le convierte en claro ejemplo de humildad y sencillez. Puedo presumir de compartir su amistad desde hace más de 10 años, y valiéndome de eso, esta semana hemos compartido unas horas en las que dedicó un rato para los lectores de DIARIO DE AVISOS.

Para muchos te has convertido, entiéndelo,  en el J.J. Benítez actual. Ese investigador de campo, el que ensucia las botas, el que toca y deja tocarse por el misterio. A ti cuando te dicen algo así, lo escuchas o lo lees en una red social, ¿qué se te pasa por la cabeza? – Bueno, leo poco, porque no tengo casi nada de tiempo, pero cuando me lo dicen así abiertamente, como tú, pues de verdad que me ruborizo como tú dices. En el fondo no me planteo ni dónde estoy, ni me comparo con absolutamente nadie; sigo admirando a J.J. Benítez, a Íker Jiménez…, a toda la gente con la que trabajo, a gente como tú, con la que he aprendido a lo largo de mi vida, y eso es lo bonito, no perder nunca la perspectiva y seguir aprendiendo constantemente de la gente que le rodea.

Además de poder descubrir nuevos misterios, este trabajo te ha permitido descubrir a la gente, a los habitantes de los pueblos y las ciudades… – ¡Sí, y eso es lo que me gusta! En el fondo también estamos haciendo un poco de sociología, estamos viendo cómo una persona interpreta cierto fenómeno que ocurre en su casa, cómo una persona muy religiosa atribuye inmediatamente una aparición que cualquier otro la relacionaría con la ufología por ejemplo., pues a algo milagroso. Todo eso también es muy mágico, porque vivimos en una tierra llena de historia, llena de misterio, de leyendas, de tradiciones, y en el fondo también nos preguntamos si esto que está ocurriendo hoy en un lugar concreto, resulta que justo ahí hay historias de dioses que llegaron tiempo atrás. Quizá estemos hablando de lo mismo pero con terminologías nuevas, y estemos acudiendo al nacimiento de nuevas tradiciones.

Llevas más de diez años en estos temas. A lo largo de esta década, larga década ya, han ido surgiendo un montón de cosas. ¿El punto de inflexión, el punto en el que eclosiona Javier es cuando entra en Milenio 3? – Bueno, yo creo que mi punto de inflexión fue cuando descubrí ese libro que era “Enigmas sin resolver”, y de pronto pues vi que había un hombre que se ganaba la vida viviendo aventuras constantemente. Su vida era una aventura constante. Descubrí que en el fondo eso también era un estilo de vida. Creo que eso fue lo que me marcó. Es verdad que después hay muchos hitos, en el fondo hay muchos momentos mágicos que te cambian la vida, y uno de ellos sería la llamada de Íker Jiménez un 15 de agosto para decirme que ha quedado una vacante en Cuarto Milenio y que le gustaría contar conmigo para hacer documentación. Ese día no se me olvidará nunca…

¿Un cielo alcanzado? – Claro, eso era un sueño para mí, un sueño inalcanzable, era una utopía. Yo colaboraba de vez en cuando escribiendo artículos, hablaba de vez en cuando con el programa de radio, y para mí eso ya era un premio que pagaba todo el camino que había emprendido, y de repente cuando ocurre esto, pues ya te digo, yo hay muchos días que me despierto, y pienso que estoy viviendo en un sueño.

Juanca Romero (izda.) y Javier Pérez Campos (dcha.) durante la entrevista

Juanca Romero (izda.) y Javier Pérez Campos (dcha.) durante la entrevista

¿La mochila de Javier está preparada constantemente? – Bueno, la mochila siempre está lista encima de la silla, para efectivamente llenarla con los aparejos que hagan falta. Estamos haciendo lo que nos apasiona, lo que amamos, disfrutamos cada día y damos gracias, yo doy gracias cada día por poder permitirme que mis días estén dedicados a esto. Si tuviera que dedicarlos a otra cosa, al final sacaría tiempo para seguir haciéndolo, pero es cierto que también tiene una cara “B” que es la que hay que pagar por estar en primera línea; no puedes hacer planes a largo plazo, tienes que rechazar también a veces actos familiares de gran calado, bodas, cosas muy importantes para el núcleo más cercano de la familia… no podemos quedarnos sólo con lo bueno, también hay que hacer estos sacrificios.

El apoyo de la familia es importante, máxime a una edad, porque te iniciaste muy joven, ¿verdad? – Tú lo sabes además. Cuando nos conocimos, hace más de diez años, todavía no sabía ni dónde iba a estudiar, ni qué iba a ser de mí dentro de unos meses, estaba en ese periodo en el que al estudiante se le abren mil vías…

Me voy a Madrid, no me voy… – Eso es. Te acordarás perfectamente, que yo hablé contigo además, “¿Oye, me voy a Madrid? Esto de estudiar periodismo todo el mundo me dice que no vale para nada…” Y al final mis padres sí que me apoyaron, porque vieron que esto era de verdad. Los primeros años quizá tuvieron sus dudas, pero cuando vieron que yo persistía, que cada fin de semana les pedía que me llevaran a tal o cual sitio porque quería investigar una historia de brujas, ellos me acompañaban al principio, cuando yo no tenía posibilidades de hacerlo.  Ha habido muchas pruebas en el camino, y creo que si estoy aquí es porque las he ido superando.

Llegas a casa, miras tu videoteca, miras tu biblioteca, y en esa biblioteca y en esa videoteca, hay trabajos de Javier Pérez Campos. No sólo son artículos, también hay libros en ese bagaje. ¿Otro mundo el de los libros, o complementa el mundo del investigador de campo? – Creo que es complementario, porque por una parte a la gente que sigue tu trabajo habitualmente, ya les suena un poco lo que les estás contando en los libros, aunque siempre hay un añadido. Hay que contarles cómo has llegado a este dato, la noche sin dormir que pasaste en tal día… Hoy por ejemplo, hemos estado haciendo investigación en el Teide, que contaremos muy pronto, y he tenido una noche llena de pesadillas. Esa es la típica cosa que no puedes contar en un reportaje de televisión, porque el tiempo en la tele es muy rápido, necesitas mucha agilidad. Eso yo creo que es lo mágico de los libros, es lo que a mí me enamoró de este oficio. La cara oculta, lo que no se nos cuenta habitualmente en los reportajes.

Hemos visto a un Javier que ha viajado pues por toda la Península, lo hemos visto en Centroeuropa buscando vampiros… y nos venimos a Canarias. ¿A qué huele Canarias en relación al misterio? ¿Qué te transmite? – Me parece una tierra mágica, llena de leyendas, de historias que yo siempre había escuchado y había leído en vuestros trabajos, algunas muy trágicas, y que me recuerdan a historias que yo he vivido y que tú has investigado también. ¡El Teide es una batería! A nivel personal, puedo decir que es un lugar que a mí me está dejando la batería muy recargada y con mucha fuerza para seguir buscando cosas. Y estoy seguro de que seguiremos compartiendo muchas aventuras aquí, porque hay historias que tenemos que contar.

Bueno Javi, en nombre de todos los lectores de Ángulo 13 en Diario de Avisos, gracias por habernos atendido en esta entrevista. – Gracias a ti, Juanca. Ya era hora de juntarnos, después de diez años. Y gracias a los lectores de Diario de Avisos y de Ángulo 13 que es un lugar mágico, un lugar mítico, dónde yo he crecido, y en el que gracias a ti, también estoy donde estoy hoy.

 PUBLICIDAD

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies