EN LA UNIVERSIDAD NO HAY MISTERIOS, HAY ACTITUDES IMPRESENTABLES

III CONGRESO NACIONAL DEL MISTERIO (Gran Canaria)

EN LA UNIVERSIDAD NO HAY MISTERIOS, HAY ACTITUDES IMPRESENTABLES

© Juanca Romero Hasmen

El próximo 7 y 8 de junio de este 2014, se celebra el III Congreso Nacional del Misterio de Gran Canaria, un encuentro en el que un año más se dará cita parte de lo más granado en la investigación y divulgación en el campo de las Ciencias de Frontera, mal que les pese a muchos que utilice este término para englobar los asuntos relacionados con los misterios, enigmas de la Historia y la Humanidad, y todo lo relacionado con la realidad más controvertida. Este es un congreso al que personalmente le guardo mucho cariño, porque lo vi nacer, porque desde los medios de comunicación en los que colaboro siempre hemos lanzado un cable mediático lleno de apoyo y entusiasmo. Éxito en la primera entrega del año 2012, tanto de público como de sensaciones. En la segunda entrega del pasado año, no sin dificultades previas, también se hizo presente el buen hacer y no fueron pocas las críticas positivas dentro y fuera del archipiélago. No debemos olvidar que se trata de un evento promovido desde la iniciativa privada, con la batuta del incansable Ulises Acosta, quien sin duda podría escribir un libro o dos simplemente hablando de las claves y vericuetos que llevan hasta el momento de apagar los focos y dar por finalizado el congreso un año más.

III Congreso Nacional del MisterioY como decía en la introducción de este texto, ahora se celebra la tercera edición en Las Palmas de Gran Canaria tras haber pasado por Maspalomas el primer año y Telde en el segundo. Con un cartel de verdadero nivel, compuesto por José Miguel Gaona, Paco Pérez Abellán, Carlos Canales, Paloma Cabadas, Emilio Carrillo, Sol Blanco Soler, Marilyn Rossner y el comunicador Miguel Blanco. Así, el éxito está garantizado, y sin duda este tercer congreso servirá para ratificar definitivamente un encuentro con proyección y perdurabilidad en el tiempo.

Pero el motivo que me sitúa frente al ordenador para escribir estas líneas está alejado de las alabanzas o pareceres que personalmente pueda tener sobre este importante encuentro. La realidad es que si escribo en estos momentos es para mostrar mi repugnancia y rechazo absoluto hacia una decisión tomada desde la ignorancia, el miedo y la coacción. Con su permiso, centro el tema para que no quede nadie fuera del campo de acción de lo perfectamente entendible.

La tercera edición de este congreso se iba a celebrar en el Paraninfo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, una institución con empaque y a la que hasta hoy presuponía libre, abierta, transparente y plural. Lo cierto es que a tan solo 4 días para el comienzo del encuentro, el Rector de la mentada universidad comunica al organizador que este congreso no se celebrará dentro de los muros que él regenta, que este no es un acto adecuado para desarrollarse en instalaciones universitarias… ¡y se queda tan pancho!

Sería bueno señalar que estas instalaciones estaban reservadas desde el pasado y ya lejano 12 de febrero, tiempo suficiente para darse cuenta de si la Universidad de Las Palmas era el foro adecuado o no para un congreso de misterios. Así pues, sin demasiadas explicaciones, desde la universidad se cierra la puerta de forma sucia, presuntamente neo-inquisitoria y ramplona, a que el congreso se celebre en su paraninfo, sin medir las consecuencias organizativas y daños económicos que esta repentina decisión hace caer como losa fría sobre quienes se juegan su dinero, y en esto incluyo el de los cientos de inscritos que han pagado religiosamente el precio de sus entradas, que para los tiempos que corren, supone una cuantía más que importante en la economía doméstica.

Ahora voy a profundizar un poco más, pero antes de hacerlo, permítame que le diga a quienes han intentado tumbar la celebración del congreso, lo siguiente:
El III Congreso Nacional de Misterios se va a celebrar, y lo hará en Las Palmas en los días señalados. Concretamente será en el Auditorio Alfredo Kraus de la capital Gran Canaria.

¡Ante una Universidad que accede a los presuntos chantajes, respuestas contundentes!

¿Quiere saber un poco más sobre cómo se tejen estas artimañas barriobajeras?, pues permítame que le roba algunos minutos más de su tiempo.

Voy a pronunciarme, y lo haré desde la libertad que me caracteriza.
No me pilla por sorpresa este tipo de mañas, más propias de un documental del NODO que de una sociedad estudiantil, abierta, plural y democrática.
En Canarias, y especialmente en la Universidad de La Laguna, existe la proclama de cerrar las puertas a todos aquellos que ejercemos la libertad de investigación, estudio y/o divulgación de temas relacionados con lo Insólito y las anomalías.

En la ULL existen tres o cuatro perros mestizos, algunos más parecidos a orangutanes que a cánidos, que llevan décadas dedicados a vigilar lo que hacemos, a censurar cualquier actividad que se organice, sea en el ámbito universitario o fuera de él. Estos personajes, perecederos estudiantes oledores de bragas, se han olvidado de los libros para jugar a chupetear traseros de los portadores de los galones.

Alguno de estos eyaculadores de la fea palabra tienen incluso su espacio en algún medio de comunicación, lo cual a mí personalmente me alegra porque siempre he escuchado decir eso de que “el retrato de la puta, si es de reina, es bello”, o dicho de otra manera, se aprende de todo y de todos, aunque haya más vocabulario con sentido en el borde del plato de la sopa de letras de un niño respondón. Estos personajillos propios de películas de Torrente, llevan muchos años buscando el enfrentamiento sibilino, oculto entre el negro y blanco de sus panfletos. Lejanos quedan aquellos días en los que ellos mismos se infiltraban en los foros con 10 ó 15 seudónimos diferentes para minar las informaciones de quienes hablábamos de temáticas relacionadas con los misterios. Estos personajes vestidos de ciencia, en realidad son aquello que en tiempos de instituto llamábamos cagarrutas o parásitos de pasillo, corredores de barra de bar universitario y ligones de profesoras carentes de afecto… ¡y no hay más!

Ahora pretenden extender sus ennegrecidas uñas hasta la Universidad de Las Palmas, y en esas andan.

Yo espero y deseo que desde la Universidad de Las Palmas no le sigan el juego a estos (o éste, porque creo que de un tiempo a esta parte anda solo) fantoches, que desde Tenerife se dedican a descolgar el teléfono para coaccionar a quienes en Gran Canaria deberían tener capacidad para tomar y asumir sus propias decisiones.

Este año, por asuntos de agenda literaria no tenía previsto acudir al congreso, pero simplemente por apoyar públicamente a la organización y a su principal promotor, Ulises Acosta, iré y estaré allí hablando con todos los amigos/as de lo insólito, y haciendo lo que me gusta hacer y hago desde hace muchos años junto a otros buenos amigos periodistas y comunicadores, que es PERIODISMO y DIVULGACIÓN del misterio.

PUBLICIDAD

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies