ENTRE FANTASMAS

La actualidad se cubre de sábanas blancas

ENTRE FANTASMAS

© Juanca Romero Hasmen
Resulta llamativo a la vez que reconfortante, contemplar como en el sector de la comunicación no todo está perdido. Y es que estamos siendo testigos de cómo las nuevas tecnologías se imponen con claro afán colonialista, supeditando a los clásicos formatos y casi obligándoles a ceder el cetro que hasta ahora ostentan. En las últimas semanas he tenido la gratificante experiencia de impartir una serie de charlas sobre comunicación y periodismo especializado para alumnos entre los 8 y 10 años de edad, un público que por no estar contaminado informativamente, se muestra tal y como es, con la inocencia propia de los niños, y lo directo de sus preguntas y razonamientos. De esta experiencia –que sigo desarrollando en diferentes centros escolares- estoy sacando la conclusión que por mucho Ipad, móvil y ordenador que nos pongan frente a los ojos, escuchar la radio en un aparato clásico, ver la tele a través de la aplastada caja tonta o leer un periódico/revista pasando hojas de papel, todavía tiene el mayor sector en el hemiciclo social, y además por muchísimo tiempo. Imagino que habrá quien me acuse de navegar contra corriente, y no se trata de eso en absoluto. Simplemente considero que nuestro empeño por adelantar los plazos del avance tecnológico, simplemente nos llevan a niveles de saturación que acaban por reconducirnos al pasado aunque sea simplemente por encontrar la tranquilidad que lo underground nos aporta. En fin querido lector, simplemente un apunte previo al verdadero sentido de esta página dominical, en la que debe primar la información concerniente a los enigmas, curiosidades y la historia más controvertida. En este sentido hemos tenido unas semanas algo movidas y variopintas; ovnis, fantasmas, descubrimientos y un sinfín de fraudes… si lo tiene a bien, centremos las miras en el “universo fantasma”, iniciando nuestro particular repaso a través de lo insólito.

Angulo 13 casas encantadasHemos conocido una nueva corriente o moda inmobiliaria consistente en adquirir “casas de fantasmas”, que más allá de lo morboso de la operación mercantil, se está convirtiendo en una inversión más que rentable. Concretamente en el mercado inmobiliario de Hong Kong hay una nueva tendencia que va ganando adeptos: como cada vez se hace más complicado hacerse con una buena casa, los inversores inmobiliarios ahora están centrados en comprar casas en las que se han cometido sangrientos crímenes, conocidas popularmente como casas de las apariciones fantasmales o “Hongza”. El origen de esta palabra está en el vocablo chino “xiong” [hong] que significa desgracia, violencia y muerte, y “za” que significa morada, casa, vivienda. La venta de un “hongza” es todo un negocio ya que los promotores adquieren la propiedad a precios realmente bajos –hasta un 50% más barato- y tras la pertinente y funesta promoción maldita de la casa, acaba en manos de un europeo ávido por vivir en una de estas terroríficas casas. Pero esto no queda aquí. Se ha trazado incluso una lista de propiedades repartidas en cuatro categorías. Primero están las casas de “clase 4” (señaladas con 4 calaveras), que son aquellas que tienen un pasado sangriento. Por poner otro ejemplo, tenemos las de “clase 1” (con una calavera), que corresponde a apartamentos en los que ha habido es un accidente mortal. Sin duda, una moda que a más de uno le está saliendo rentable, aunque para ello haya que poner el sello de maldito o encantado a un piso de tres al cuarto.

Angulo 13 cazafantasmasSin abandonar el concepto “fantasma”, hemos sabido hace unos días que los habitantes de General Villegas (Buenos Aires, Argentina) están atemorizados por lo que está ocurriendo en el Hospital Municipal. Al parecer –y así afirman que se recoge en un video- por los pasillos de este centro clínico se aparece, cada vez con más frecuencia, una “niña fantasma”. Cierto es que la filmación vía móvil de esta supuesta aparición, se ve refrendada por otros testimonios como el de uno de los enfermos ingresados que afirma como en la ventana de su habitación estaba “una nena” mirándole. Al parecer este contacto visual se prolongó por un espacio de tiempo más o menos largo. Y no abandonamos el continente americano para dirigirnos mucho más al norte, concretamente hasta ciudad Juárez en México. Al parecer en la Escuela Primaria Jesús Urueta Nº 2029, y a través de las palabras de su propio director, los fantasmas han decidido hacer morada entre sus aulas. El señor Amatón Rodríguez, que así se llama el director del colegio, afirma haberlos visto, que nada tiene que ver con leyendas urbanas y que estos “pobladores” son reales.

Habría que destacar que el inmueble tiene más setenta años (1942), lo que le convierte en un foco de historias bastante atrayente para propios y extraños, aunque en este caso sea el propio director del centro el instigador de semejantes historias. Por concretar algo más, en las descripciones habla de una mujer de negro y otra con vestimentas blancas. A la mujer de blanco la identifica como a una madre de familia que él conoció personalmente, y a la de ropajes negros la describe como si estuviera flotando en el aire y avanzando de espaldas. También habla de la aparición de un niño con un bate de beisbol. Las historias del director del centro se han visto avaladas por el “equipo multidisciplinar” de un sensacionalista programa de televisión que únicamente ha contribuido a la desinformación y a alimentar las paranoias y el protagonismo de quien afirma ser testigo de estos supuestos fenómenos. ¿Seguimos hablando de fantasmas y otras “especies” similares?

Angulo 13 fantasmasPues nuestro particular GPS informativo nos lleva en esta ocasión hasta nueva Zelanda, porque es en la localidad de Christchurch donde un ciudadano ha puesto a la venta a dos “fantasmas” atrapados en un bote de cristal –le pido que aguante las carcajadas hasta el final del artículo-. El vendedor afirma que uno de los fantasmitas se llama Gramm y que falleció en los años veinte. Sobre el otro fantasma simplemente apunta que se trata de una chica. El lote compuesto por los dos tarros, viene con su correspondiente etiquetado, con todo lujo de detalles y la información precisa; en el tarro de Gramm, por ejemplo, aparece descrito que no se trata de un fantasma demasiado fuerte, pero que tiene afición por asustar a la gente moviendo las cosas de su sitio. Resulta llamativo que ambos tarros de cristal estén llenos de agua bendita para mantener perfectamente conservados y activos a estas dos apariciones. Nos cuentan que para liberarlos hay que echar agua en otro recipiente y esperar a que se evapore. ¿Se está preguntando cuento cuestan?, pues los dos fantasmas se venden en un único lote al módico precio de 300 dólares estadounidenses, o lo que viene a ser lo mismo, poco más de 200 euros. Ahora si es oportuno echarse esas risas a costa de los dos tarritos fantasmagóricos.

_____________________________

Catástrofe 77Los Rodeos, 37 años después

Como apunte final, y antes de despedir la página Angulo 13 por esta semana, permítame que en un orden mucho más serio de las cosas, haga referencia a una efeméride que se ha celebrado hace tan solo unos días. Me refiero al 37º Aniversario del accidente de Los Rodeos, en el que fallecieron un total de 583 personas y que sigue estando presente en el subconsciente de la sociedad tinerfeña. Precisamente coincidiendo con dicho aniversario, mi libro “Catástrofe 77, el viaje interrumpido” publicado hace ahora un año, acaba de ser traducido y publicado para el mercado anglosajón como respuesta a la importante demanda que este ensayo periodístico está teniendo en países como EE.UU., Holanda y Reino Unido.

Que la mayor tragedia aérea de la Historia se haya producido en nuestra tierra, no solo debe convertirse en un punto negro del pasado, sino en un ejercicio de memoria y enseñanza para que hechos como estos no se vuelvan a producir aquí ni en ningún otro lugar del planeta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies