¿QUIERES QUE TE DÉ UN MENSAJE?

LOS MEJORES MÉDIUMS DEL MUNDO SE ENCONTRARON EN TENERIFE

¿QUIERES QUE TE DÉ UN MENSAJE?

© Juanca Romero Hasmen

Página dominical ANGULO 13 en DIARIO DE AVISOS

Página dominical ANGULO 13 en DIARIO DE AVISOS (15-noviembre-2015)

El pasado fin de semana se celebró en el emblemático Hotel Maritim del Puerto de la Cruz, un interesante encuentro bajo la denominación “El viaje del Alma”, en el que se dieron cita personajes especialmente relevantes en el ámbito de la mediumnidad y la vida después de la vida. En las jornadas del sábado 7 y domingo 8 de este mes de noviembre, Tenerife se convirtió en capital mundial de estos temas, bajo la incansable y magistral dirección de Mayte Padrón, que con su buen hacer y especial cariño, logró congregar en la misma sala a la médium Marilyn Roosner, Mikel Lizarralde, Felipe Enríquez, y al conocido doctor en psiquiatría, Raymond Moody. Debo admitir que a pesar de los años que llevo involucrado en la divulgación de temas fronterizos, este encuentro supuso un punto de inflexión en mi recorrido, que hasta ahora de alguna u otra forma, estaba teñido por algunos prejuicios sobre la mediumnidad, y que ahora quedan esclarecidos en parte, después de haber asistido a las ponencias ofrecidas por estas personalidades.

La jornada fue inaugurada por la conocida Marilyn Rossner, denominada una de las mejores médiums del mundo y sobre la que ya hemos hablado en otras ocasiones en este mismo espacio dominical. Resulta especialmente llamativo el fuerte y marcado carisma que tiene esta canadiense, de peculiar aspecto y siempre cubierta por unas grandes gafas oscuras. Rossner hizo una exposición sobre la importancia que tiene asumir que la vida no finaliza cuando el cuerpo fallece, y que ésta continúa en el cielo a través de nuestro propio espíritu. Tras su sosegada exposición, la llamativa médium realizó una sesión de “Reading” en la que estableció contacto con las “entidades” que rondaban a alguno de los presentes, llegando incluso a perfilar situaciones futuras para ellos, entre los que debo admitir, me encontraba yo. Sobre lo que comentó la señora Rossner referido a mi vida, permítame amigo lector/a que lo deje en el cajón de las cosas personales, ya que aunque fueron buenos presagios, admito que no están exentos de generalidades y algunas obviedades. Preguntándole a la médium  sobre cómo recibe las opiniones de los sectores más críticos y escépticos, más críticos, Marilyn Rosnner responde: “Simplemente les doy las gracias por ser de la manera que son. Les digo: Espero que tú seas feliz, siendo así de la manera que eres, porque sé que cuando mueras, vas a encontrar la verdad”.

Marilyn Rossner

Marilyn Rossner

Avanzada la mañana, llegó el turno para Felipe Enríquez, gran canario de nacimiento y residente en tierras sudamericanas desde hace ya muchos años. Su aporte a estas jornadas supuso un giro en el timón de lo que normalmente se considera habitual, ofreciendo una charla verdaderamente trasgresora – terapia provocativa según su propia definición -, repleta de conceptos relacionados con la Fe y para mi particular punto de vista, sobrecargada de vocabulario soez que no logró acercar al público presente, sino más bien repelerlo después del medio centenar de palabras mal sonantes, antiguamente llamadas “palabrotas”. También realizó una ronda de contactos con algunos de los presentes, con una llamativa y enorme velocidad a la hora de transmitir “los mensajes de las entidades”. El médium Enríquez, que afirma abrir cada día en su consulta un portal para que vengan las entidades, a la pregunta sobre el por qué de la enorme rapidez a la hora de hacer su “Reading”, responde: “Recibo mucha información, y trato de hacerlo lo más rápido posible para no perder ningún detalle. Como son tantas imágenes en un momento, o tantas voces que me hablan, yo siempre lo hago como muy rápido por optimizar y no perder nada”.

Mikel Lizarralde, médium con mayúsculas

Sin duda alguna, fue la intervención del médium Mikel Lizarralde la que marcó la diferencia respecto al resto de participantes en “El viaje del Alma”. Con un trato exquisito con todos los asistentes, excelente educación y cercanía a la hora de realizar su exposición, Lizarralde habló sobre su propia e intensa experiencia personal, cargada de momentos verdaderamente emotivos, repletos de dureza algunos de ellos. Logró meterse al público asistente en el bolsillo gracias a su capacidad comunicativa, aunque fue durante su “Reading” cuando pudimos presenciar las auténticas capacidades de este joven natural de Urretxu. Acercándose a muchos de los asistentes y preguntándoles si querían recibir un mensaje, el vidente y médium alcanzó un grado de impacto ciertamente llamativo, logrando ofrecer a la persona con la que establecía el diálogo, datos tan precisos como hablarles de la existencia de dolencias concretas, dándoles información sobre su actividad laboral, o expresando en voz alta frases que algunos difuntos dirigían en voz alta a las personas que atónitas, acababan por derramar lágrimas en algunos casos. Su grado de efectividad, del que si me lo permite, quiero dar fe y aseverar la transparencia, llegó a niveles muy emotivos, transmitiendo palabras tan concretas, que solamente eran conocidas por la persona con la que establecía la breve charla.

Mikel Lizarralde

Mikel Lizarralde

¿Cómo descubrió Mikel Lizarralde que tenía esta capacidad? A esta pregunta responde: “Pues esta es una pregunta que muchas veces me la hacen, y realmente, no lo sé, porque yo toda mi vida, desde que soy consciente, he tenido visiones, he sido el raro, he tenido percepciones, decía cosas… Mi familia tenía unos viveros de flores y plantas, entonces en los lugares donde vivíamos nosotros, y en los alrededores, era mi madre la que se encargaba de decorar los altares cada domingo, cada evento especial, en todas las iglesias y ermitas de la zona, entonces he vivido, como no tenían con quién dejarme, pues en ese entorno de la sacristía, con mi mami, ayudándola con los centros de flores y tal… Y mi madre me decía cada vez que tenía una visión “vete ahí y rézale a la virgen”. Mis padres no sabían qué hacer con eso, y como estábamos mucho en ese ambiente, porque cuidaba de la iglesia, y luego hacía los altares de cuatro o cinco iglesias…. Después aprendí que si yo le decía a mis padres, que cuando estaba rezando a la virgen, delante del altar, “he sentido que…, me ha venido la información de tal o que cual…”, pues que lo llevaban mejor,  y me permitían decirlo”.

En las fases de mediumnidad, ¿ve siempre una presencia? – “Veo una presencia, o veo una fecha, y un nombre… y luego eso va acompañado de un sentimiento emocional y/o una sensación fisiológica en mí. Entonces veo un hombre, yo sé por dónde se coloca alrededor de esa persona, yo sé quién es, porque para mí es como si fueran gradas, donde vemos el linaje, donde vemos las generaciones. Si está más o menos cerca, sé qué grado de relación tiene con la personas. También aparecen las familias biológicas en casos de adopciones, y luego siento en mi cuerpo lo que es el dolor por ejemplo del infarto, o a veces veo la palabra infarto. Pregunto a la persona “¿puedo darte un mensaje?”, y cuando nos da su voz, es como que todo eso que estamos viendo, se acerca mucho más a nosotros. Se maximiza, y en cuanto lo dices, te empieza a venir más información, y en cuanto vuelves a decir esa información, te viene un poco más, es como si fuera por cuenta gotas. Lo más común es que comuniquen la forma en qué murieron primero, para que les puedas reconocer”.

Sobre la espléndida aportación de Raymond Moody hablaré en otra ocasión, ofreciendo una interesante entrevista que, por cuestiones de espacio, no es viable publicar esta semana. Sin duda, las jornadas “El viaje del Alma” fueron todo un éxito de asistencia y de calidad organizativa. Ojalá todo lo que se hace en torno a estas controvertidas temáticas fuese tan bien tratado. Las valoraciones sobre qué nivel de aceptación o credibilidad ofrecen las capacidades propias de los médiums, las dejo para cada uno de los lectores, no sin antes advertir, que la mejor herramienta para juzgar un tema, es la del conocimiento, el único que de verdad pone sobre la mesa los elementos necesarios para hacer valoraciones que decanten a uno u otro lado la balanza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies