SE VENDE CHOZO CON MUCHO MISTERIO

LA CASA MALDITA DE AMITYVILLE VUELVE A ESTAR EN VENTA

SE VENDE CHOZO CON MUCHO MISTERIO
© Juanca Romero Hasmen / Diario de Avisos
El concepto maldición goza de muchas vertientes en cuanto a significados y significancias. Tan maldita puede ser una persona responsable de un ministerio corrupto, como otra a la que se le haya metido el bicho diabólico dentro y le obligue a decir palabrotas guturales en las puertas de las iglesias. ¿Qué es maldición, o cuando podemos catalogar de maldito algo o a alguien? Esta semana quiero centrar las miras en un caso concreto, protagonizado por una casa de las que según dicen los entendidos en las cosas de los terrores y los miedos, tiene el duro lastre de ocupar el Top 1 de los inmuebles con más fenómenos extraños por centímetro cuadrado. Conocida como la casa de Amityville, esta mansión se hizo especialmente popular por un libro publicado en 1977 llamado “La morada del miedo: una historia verdadera”, además de por su posterior película, “Terror en Amityville”.
Un notable reguero de inquilinos ha ido pululando por la casa, al tiempo que el peregrinar de curiosos que continúan pasando por allí, lejos de disminuir, crece y crece cada año. Sus últimos habitantes conocidos, fueron el matrimonio D’Antonio, que prácticamente dos años después de comprar la mansión y tras la muerte del marido, la pusieron nuevamente a disposición de la inmobiliaria Zillow. Ahora vuelve a figurar en el exterior el cartel de venta, aunque no figura la palabra “maldita” a pesar de que en la casona de estilo colonial, de 400 metros cuadrados, cinco habitaciones y cuatro baños, a lo largo de casi medio siglo, se ha reportado presencias, sombras, extraños ruidos, bruscos golpes y hasta sangrado de las propias paredes según dicen algunos de los que han estudiado el expediente. Y es que por 760.000 euros, tener una casa en una parcela de 1.500m2, con dos garajes y hasta embarcadero propio, la compra sería un chollo, al menos en cuanto a lo monetario se refiere.
Pero la historia está para ser recordada, y si nos remontamos al 13 de noviembre del año 1974, nos encontraremos con un brutal asesinato en el que seis miembros de la familia DeFeo fallecieron víctimas de los disparos del hijo mayor, llamado Ronnie. Según declaró este veinteañero, unas voces le habían obligado a matar a su familia, algo que no le eximió de cumplir cadena perpetua. A partir de aquellos hechos, las personas que han habitado la casa de Amityville, por un motivo u otro, todos ellos relacionados con el misterio, han acabado saliendo de ella. El caso más llamativo el de la familia Lutz, que duró allí tan solo dos semanas siendo testigos de cómo cada noche a las 3:15 de la madrugada, los fenómenos extraños se armaban de violencia y acosaban a cada miembro de la familia. Así pues, si dispone de unos ahorrillos y quiere cambiar de aires, una opción interesante puede ser la de comprarse un chozo con un puñado de “Casper” en su interior.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies