. . . DE COMO METER UN SABLAZO A LA GENTE, Y EL DESEQUILIBRIO UFOLÓGICO

. . . DE COMO METER UN SABLAZO A LA GENTE, Y EL DESEQUILIBRIO UFOLÓGICO
© Juanca Romero Hasmen
Me gustaría comenzar este breve artículo refiriéndome a un aspecto más próximo a lo personal que a mi faceta pública y/o periodística. No en pocas ocasiones, algunos personajes incapaces de reconocer que leen lo que escribo, me han reprochado el tono ácido, directo y dicen que hasta hiriente, que utilizo en los textos que escribo cuando me refiero a determinados aspectos vinculado al mundo de lo insólito o como lo prefiera denominar. En mi trayectoria como comunicador he podido trabajar con la información social, política, de entretenimiento… Conozco muchos de los entresijos que se tejen en la trastienda de los medios de comunicación, ejerciendo labores de responsable de programación y contenidos, dirigiendo algunas emisoras de radio o como en estos momentos, siendo responsable de un diario digital y una emisora de radio online. Cuando me preguntan a qué me dedico en este mundo de la comunicación, siempre respondo que soy Consultor en comunicación, Oratoria y gestión del Talento, y que junto a estas actividades profesionales más mundanas, también soy periodista del misterio… ¡sin ningún tipo de complejos! ¿Es qué acaso debería agachar la cabeza por haber dedicado algunos lustros de mi vida a informar sobre estas temáticas?
Seamos claros y directos; no todo el que habla de misterios es periodista o comunicador, del mismo modo que aquel que haya escrito un único libro, no se convierte de forma automática en escritor. El periodismo debe llevar implícita la responsabilidad de contar la verdad contrastada, sea cual sea el balance final, aún teniendo que aportar la opinión propia mientras navegas contracorriente en medio de un baño de pedradas dialécticas. Creo que en más de dos décadas en los medios, he demostrado con creces que mi libertad de opinión es el sello de garantía que jamás perderá el precinto, aunque por ello tenga que pagar la ira de los mediocres, desinformados y chaperos de la juerga informativa. Dicho esto, y esperando que únicamente sea interpretado como un sencillo comentario escrito, permítame centrar el tema que nos ocupa, y que está referido a un llamativo congreso sobre estas cosas de alienígenas, abducidos y lagartijas humanizadas.
Los próximos días 19, 20 y 21 de septiembre, se darán cita en la sagrada y mística Montaña de Montserrat, algunos de los más importantes ufólogos de todo el planeta, aunque para ser justos, me permito decir que serán muchos de los más crédulos quienes impartan conferencias en este enigmático lugar. El evento ha sido bautizado como THE UFOLOGY WORLD CONGRESS, o lo que viene a ser lo mismo pero en español mundano, El Congreso Mundial de Ufología. A primeras me llama poderosamente la atención dos aspectos organizativos: Ponentes y precios. Pero vayamos por orden.
El elenco de ponentes está compuesto por una quincena de expertos en la materia, entre los que se encuentran, el Dr. Michael Sallan, el apasionado Enrique de Vicente, Salvador Freixedo y sus estridentes teorías marcianas, un tal Sixto Paz Wells, líder de los rameros (Misión RAMA) y entusiasta lector de mensajes alienígenas. Daniel Muñoz, quién afirma que los extraterrestres nos visitan cada vez con más frecuencia. Magdalena del Amo y sus cosas de abductores, Batman y Blancanieves. David Parcerisa, convencido de que los humanos somos una especie híbrida extraterrestre, y la joyita de la corona, Sebastiá D´Arbó con sus añejas teorías de lo irreal. Completan el abanico de ponentes los conocidos Corey Goode, Laura Eisenhower, Jaime Maussan, Bridget Nielsen, Honovi Strongdeer, Carlos Ferguson y Raúl Núñez.
Echo en falta en un evento que presume de estar referido al tema ufológico, la presencia de expertos como José Antonio Caravaca, Moisés Garrido o Juan José Sánchez-Oro. Si el elenco de ponentes deja a las claras el equilibrio informativo del congreso, las ausencias también plasman el deseo de no mostrar voces y teorías discordantes con la corriente más crédula del fenómeno. Este evento ha nacido con un marcado desequilibrio ufológico.
¿Y qué podemos decir de los precios para acudir al evento? Las entradas van desde los 150 euros (para menores de 22 años y limitadas), hasta los 750 euros del conocido como Ticket Luxury. Llamativo que un evento que utiliza como eslogan “Expandiendo la conciencia colectiva basada en el Amor”, no haya alargado el texto con un “… basada en el Amor al dinero en tiempos de la puta crisis”. Pero ese es un debate estéril teniendo en cuenta que cada cual fija los precios de los eventos que promueve y no pone una pistola para que la gente pague y acuda. Personalmente considero estas tarifas abusivas e indignantes, sin más añadidos.
En fin, que espero y deseo que aquellas personas que hayan confirmado su asistencia al encuentro platillero, vean recompensadas sus expectativas, y que con un poco de suerte puedan llevarse la fotito de recuerdo y un montón de historias para no dormir sobre extraterrestres humanizados, y humanos poco terrestres. Para aquellos/as a los que les hubiera gustado ir pero lo prohibitivo de las entradas se los impide, decirles que no se preocupen, que los circos de tres pistas suelen visitar las ciudades con cierta frecuencia. Y para los que como yo, les importa un racimo de peludos óvalos, recuerden que este año el día de Navidad caerá el día 25 de diciembre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies