¿Un delfín llevando la antorcha olímpica?

ElMundo.es

¿Un delfín llevando la antorcha olímpica?

La antorcha olímpica ha recorrido prácticamente todos los lugares del planeta e incluso recientemente ha llegado a la Estación Espacial Internacional (apagada, eso sí). También son innumerables los personajes que han tenido el privilegio de llevarla durante alguna etapa de su periplo a lo largo del país anfitrión.

No es sencillo, pues, resultar original cuando se trata de sorprender con la llama olímpica así que, además del viaje espacial de la antorcha, a los organizadores rusos de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán en Sochi del 7 al 23 de febrero, se les ha ocurrido otra idea, en este caso bastante polémica:entrenar a un delfín nariz de botella para que participe en el tradicional relevo de la antorcha.

Las organizaciones que defienden los derechos de los animales han puesto el grito en el cielo. Poco les importa que el delfín nadará junto a un entrenador, que lo llevará agarrado de una aleta y será el que sostenga la antorcha para asegurarse de que el cetáceo no estará cerca del fuego ni correrá riesgo de quemarse, según sostienen los organizadores. Además, creen que delfines y ballenas en cautividad participarán en un espectáculo durante la ceremonia inaugural.

Desde hace décadas, los conservacionistas luchan contra la utilización de cetáceos en los espectáculos de los acuarios ydefienden que estos animales deben vivir siempre en libertad.

Carta al presidente del COI

Por ello, una treintena de organizaciones internacionales que forman parten de la plataforma SOS Delfines se han unido para reclamar al Comité Olímpico Internacional que impida la participación de cetáceos en los Juegos Olímpicos de Sochi. En una carta enviada al presidente del COI, Thomas Bach, solicitan que actúe para evitarlo.

Según sostienen en su misiva, los espectáculos en los que se utilizan animales salvajes en cautividad contradicen el espíritu olímpico en su intento de “preservar a biodiversidad” y uno de los lemas de los organizadores de los Juegos de Sochi, puesto que la localidad rusa anima a conseguir “la armonía con la naturaleza”. Los delfines que participarían en los juegos son de la especie Tursiops truncatus y son conocidos como delfines nariz de botella.

“Los ojos del mundo estarán puestos en Sochi. Que aparezcan estos animales en un espectáculo hace que tener animales en cautividad sea visto como algo normal. Estas acciones dañan los esfuerzos que hacemos para evitarlo”, explica a El Mundo Jennifer Berengueras, portavoz de SOS Delfines, una plataforma fundada en 2012 para unir los esfuerzos de diversas organizaciones que desde hace décadas luchan contra los parques acuáticos que mantienen animales cautivos.

Orcas capturadas en Rusia

SOS Delfines cree también que dos de las siete orcas que fueron capturadas el año pasado en aguas rusas serán exhibidas en un acuario de Sochi para entretener al público y aprovechar la oleada de visitantes que llegarán a la ciudad para asistir a los Juegos. Berengueras afirma que creen que otras dos de las orcas capturadas en aquella ocasión van a ser vendidas a China y otra irá a un acuario de Moscú.

En España hay en la actualidad unos 90 delfines en acuarios. Aunque Berengueras admite que es legal este tipo de espectáculos, recuerda que en muchos lugares del mundo los ejemplares que se encuentran en los acuarios han sido cazados cuando se encontraban en libertad. De hecho, sostiene que 34 de los 90 delfines que hay en los centros españoles fueron atrapados en el medio salvaje, antes de que entrara en vigor la normativa que prohíbe importar delfines que hayan sido capturados en libertad.

Asimismo, recuerdan que el comercio de cetáceos es un lucrativo negocio. Según Berengueras, el precio de un delfín es de unos 100.000 dólares mientras que una orca el millón de dólares.

Es en esta época es cuando los cazadores japoneses llevan a cabo su tradicional campaña para cazar delfines en Taiji: “Hace unos días capturaron más de 250 delfines y 25 de ellos fueron seleccionados para la industria del ocio. Es decir, serán vendidos a parques acuáticos. El resto son masacrados. Entre los seleccionados había una cría de delfín albina, que debe ser ciega y sorda y por tanto, muy dependiente de su madre, que probablemente ya ha sido asesinada”, denuncia la conservacionista.

Entre las organizaciones que firman la carta al COI están la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA), la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) y Born Free.

Según datos de SOS Delfines, actualmente en el mundo hay 48 orcas mantenidas en cautividad, en 10 centros de 6 países distintos. España, con seis ejemplares, es el tercer país con más orcas en parque acuáticos, tras EEUU, con 24 ejemplares, y Japón, que tiene ocho.

Acostumbrados a vivir en el océano, donde recorren grandes distancias a diario, y a convivir en libertad con otros miembros de su especie, los cetáceos capturados sufren estrés y secuelas físicas y psíquicas cuando son confinados en piscinas, según denuncian los defensores de los derechos animales.

No es la primera vez que las organizaciones conservacionistas protestan ante el COI por algún aspecto relacionado con el trato a los animales durante los JJOO. Así, durante las Olimpiadas de Atenas y Pekín denunciaron las batidas que se hicieron para matar a perros callejeros y evitar que pudieran resultar una molestia para los visitantes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies